La Piscina

El día estaba sumamente caluroso, nos despertamos temprano y bajamos a la playa, estaba desierta, por lo tanto decidí quitarme la parte de arriba del traje de baño para broncear mis pechos.

Martín se quitó el short y se tiró a mi lado a tomar sol, comenzamos a besarnos y ahí mismo decidimos hacer el amor.

Me senté sobre él y cuando levanto la cabeza, veo que cuatro ojitos nos miraban tras unos arbustos, hice de cuenta que no había visto a nadie y continué cabalgando a Martín cual si fuese un caballo salvaje y debía domar.

Luego invertimos las posiciones, me coloqué en cuatro tomó mi cabello e introdujo su verga tiesa en mi ano, parecíamos dos animales en celo totalmente desenfrenados.

El hecho de saber que nos estaban observando aumentaba aún más mi excitación, me gustó saber que éramos espiados, vistos por extraños.

Terminamos revolcándonos en la arena y fuimos a bañarnos al mar; cuando volvimos la pareja que nos había estado observando se ubicaron cerca de nuestras lonas.

Estaban los dos desnudos, al vernos llegar se acercaron a saludarnos y nos preguntaron si era una playa nudista.

Les respondimos que no, pero como no había nadie habíamos decidido tomar sol sin malla de baño.

Parecían muy amigables, ella se llamaba Patricia y tenia 28 años y él Jorge y tenía 30, sus cuerpos lucían muy trabajados y nos dijeron que eran profesores de aerobics.

Estuvimos conversando hasta el mediodía, intercambiamos teléfonos y quedamos en llamarnos para vernos en otra oportunidad.

Estábamos cenando en la terraza del hotel, cuando sonó el celular de Martín, era Jorge para invitarnos a una fiesta la noche siguiente en su casa.

Dado que estábamos solos y no teníamos planes, aceptamos la invitación.

Para ir a la fiesta, me puse un vestido minifalda color celeste claro, el cual contrastaba con mi piel bronceada, tacos altos, sin medias y dado que la ropa era muy ajustada y traslúcida decidí no usar ropa interior.

Llegamos al lugar, la casa era una mansión enorme que abarcaba toda una manzana, los jardines estaban iluminados y muy cuidados.

Tocamos timbre y un mayordomo nos atendió, nos hizo pasar al salón, al rato llegó Patricia, tenía puesto una pollera y un top que apenas tapaba sus pechos, parecía más linda que en la playa.

Nos dijo que pasáramos al jardín del fondo, pues allí estaban los demás invitados.

Una gran piscina emergía de bajo del césped, detrás estaba la barbacoa y los convidados.

Patricia nos presenta uno por uno, parecían conocerse desde hace tiempo por la familiaridad con la cual se dirigían unos a otros, eran todos muy simpáticos y enseguida entablamos conversación con ellos.

Al rato aparecieron los camareros y camareras a servirnos, ellos vestían un chaleco blanco con un moño y boxer negro de lycra muy ajustados que evidenciaba sus miembros muy bien dotados, las chicas llevaban puesto también un chaleco negro con la espalda desnuda y una minúscula tanga color blanco que dejaba sus nalgas al descubierto.

Nos miramos con Martín y comentamos que buena elección de personal habían realizado, nuestros compañeros de mesa se rieron y coincidieron con nosotros.

La cena consistía en platos fríos, ensaladas, cerveza, vino y refrescos.

Luego de servir el postre, los jóvenes que habían oficiado de camareros se colocaron en fila, alternado un chico y una chica alrededor de la piscina.

Se fueron acercando a cada una de las mesas y elegían a dos comensales un hombre y una mujer y los llevaban con ellos.

Una vez al lado de la pileta, se desnudaban e iban quitando muy despacio las ropas de los invitados, una vez desnudos se tiraban al agua.

En nuestra mesa eligieron a Martín y a la chica de la otra pareja, con su esposo nos quedamos expectantes de lo que acontecería.

Cuando ya estaban todos en el agua, los hombres subieron a las chicas en sus hombros y empezaron una lucha, las que eran derribadas más rápidamente deberían pagar una prenda.

La misma consistía en mamar la verga de su oponente debajo del agua.

La esposa de mi acompañante de mesa fue una de las primeras en caer, cuando él entendió en que consistía el juego se puso furioso, dado que su contrincante era Martín.

Me preguntó si estaba de acuerdo y le respondí con una sonrisa.

Al rato una gran orgía se había formado en la piscina, sólo podían verse los culos blancos de las mujeres al sumergirse y los rostros de placer de los hombres.

Me acerque al borde de la pileta y pude ver como una chica abría las nalgas de Martín e introducía su lengua en ese precioso culo, mientras otra le mamaba la verga.

Enrique - así se llamaba mi compañero de mesa - se levantó para poder observar mejor, pude ver como se notaba su verga tiesa bajo el pantalón.

Se para a mi lado y le pregunto si esta molesto me mira algo desconcertado y me contesta que está un poco confundido, no esperaba esto en la fiesta y agrega que es la primera vez que viene a la casa de Jorge y Patricia - Patricia era compañera de trabajo de Alicia, su mujer - y no tenía idea de que hicieran orgías.

Le conté lo que había sucedido en la playa la mañana anterior y por eso no me sorprendí demasiado, al contrario, me gustó la idea.

Me mira a los ojos, se acerca y toca mis pechos al tiempo que su boca roza mis labios.

Era alto medía aproximadamente 1.85 m buen físico, castaño y ojos marrones, estaba muy bronceado.

Miro sobre su hombro hacia la pileta y veo a Martín que esta en el agua tomado del borde y que alguien le esta chupando el ano, me ve, se sonríe y sigue disfrutando.

Enrique me dice al oído que le da vergüenza estar ante todos y nos fuimos tras un árbol, me levantó el vestido, me chupo la concha y el culo, me puso de espaldas me abrió las piernas y me metió su verga, mis gritos de placer hicieron que dos chicos se acercaran a donde estabamos para ver que sucedía.

Se quedaron parados delante nuestro masturbándose, lentamente se fueron acercando, cuando estaban a punto de estallar apuntaron sus vergas a mi cara y derramando toda la leche.

Yo estaba tan caliente que no puse resistencia, me recostaron sobre el césped, me abrieron las piernas, mientras uno me chupaba la concha el otro puso su pija en mi boca para que se la mamase.

Enrique parecía un niño descubriendo un nuevo juguete, su excitación no le permitía dejar su miembro fláccido y él aprovecha la situación para ponerme en cuatro y cogerme nuevamente.

Los tres acabaron al mismo tiempo cubriendo mi cuerpo de esperma.

Me levanté y me tiré al agua para limpiarme. Martín se acerca me besa y me pregunta que tal lo pasé, le cuento lo sucedido y su verga vuelve a pararse.

Me sienta en el borde me abre las piernas y mete su lengua hasta el fondo de mi concha, lleno su boca con mis jugos, entro al agua y así de espaldas a él le ofrezco mi culo para que lo penetre, su leche espesa me desbordó deslizándose por mis piernas.

A la mañana siguiente emprendimos el regreso con la promesa de llamar a nuestros amigos para ofrecerles una fiesta en agradecimiento.

Videos xxx
Xvideos
Sexo gratis
porno gay
Culioneros
Torbe
Guarras

Fin de semana Relax

Partimos luego del atardecer, en total éramos doce repartidos en cuatro automóviles, la noche estaba lluviosa y muy fría.

En uno de los autos, íbamos Martín, Ignacio, Marcela y yo; fuimos conversando, escuchando música y tratando de hacer lo más ameno posible el viaje.

Llegamos luego de dos horas de marcha con las rutas muy congestionadas, dado que era fin de semana largo y mucha gente decidió viajar.

Habíamos alquilado una cabaña grande, tenía 4 dormitorios, dos baños, estufa a leña y un living-comedor con un gran ventanal que daba al mar.

Ni bien entramos, lo primero que hicimos fue prender el hogar, dejar los bolsos en los cuartos y sentarnos a comer, dado que estábamos famélicos y a beber algo fuerte para quitarnos el frío.

Una vez cenados, nos sentamos alrededor del fuego a conversar y escuchar música.

Entrada la madrugada, Pablo propuso jugar al juego de la botella, el cual consistía en sentarnos en una ronda, colocar una botella en el centro y hacerla girar, a la persona que el pico de la misma señalaba debía hacerle una pregunta al que el fondo indicaba y si no sabía la respuesta tenía que pagar una prenda.

Luego de ubicarnos comenzamos el juego; el primero en preguntar fue Adrián y quien debía contestar era Carla.

La pregunta fue muy difícil por tanto tuvo que pagar una prenda que consistió en quitarse una ropa, y escogió el sweater, quedando con una remera, jeans y zapatos.

La próxima en jugar fue Marcela y le pregunto a Martín, como él supo la respuesta no tuvo prenda, pero si podía elegir a quién preguntarle y me preguntó a mí, como no supe que contestar, la prenda que me tocó fue darle un beso en la boca a quién yo quisiera y elegí a Gabriel.

Así se fue dando el juego, en sí las prendas fueron inocentes no pasaron de besos, caricias o prendas quitadas.

Cansados de jugar, decidimos irnos a dormir.

Nos despertamos temprano, preparamos un rico desayuno y como había sol fuimos a caminar por la playa.

De tarde algunos durmieron siesta, otros salieron a pasear por los alrededores hasta que la noche nos convocó una vez más.

Preparamos la cena entre todos y luego de la misma nos pusimos a ver uno de los videos que trajimos.

Martín e Ignacio habían elegido uno porno para ver la reacción de las chicas, así que sin previo aviso, comenzó a rodar la película.

La primera escena que apareció en la pantalla consistía en una orgía sobre una mesa de pool, eran aproximadamente 8 o 9 personas, todos desnudos, varios coños al aire y vergas erectas, las cuales se introducían en todos los agujeros disponibles.

Al principio, algunas de las chicas se negaron a continuar viendo el film, pero tras las bromas y burlas de los jóvenes accedieron a continuar viendo.

A medida que transcurría, los chicos se fueron poniendo cachondos, se podía observar sus vergas erectas bajo los pantalones y una que otra de las chicas disimuladamente rozaba sus pechos con sus dedos.

Con Martín notamos lo que sucedía y decidimos romper el hielo besándonos, nos imitó Ignacio tomando de sorpresa a Marcela que estaba a su lado, dándole un beso que fue el suspiro de muchas.

Poco a poco nos fuimos aclimatando, las escenas de la película ayudaban a que nos contagiáramos con su erotismo.

No puedo negar que me excita mucho ver ese tipo de films y a Martín también, como no podíamos contener nuestras ganas nos fuimos a nuestro cuarto.

Era tanta la excitación que teníamos que mientras subíamos la escalera nos fuimos quitando la ropa, una vez en el piso superior Martín me recostó sobre la pared, abrió mis piernas y me metió su verga tiesa de un empuje.

Mi alarido de placer pudo escucharse abajo llamando la atención de todos, quienes dejaron de mirar el vídeo para observar la escena en vivo y directo que le estábamos brindando.

Martín no se percató de la situación - o no le importó que nos mirasen - que continúo metiendo y sacando su polla, cuando sintió que iba a acabarse, me tomo de los cabellos obligándome a inclinarme y así de cuclillas ante él, me introdujo su pija en la boca, vaciándose en ella.

Estaba terminando de limpiar los restos de leche, cuando veo a Ignacio delante de mí con su verga en la mano y ofreciéndomela como un banquete; la tomé en mis manos y le pase la lengua de arriba abajo, chupe sus huevos y volví a ponérmela en la boca hasta sentir su leche bajar por mi garganta.

Mientras tanto Martín dilataba mi ano con su lengua hasta dejarlo como agua para chocolate y embestirme nuevamente con todo fervor.

Su leche corría por mi pierna y el se encargó de limpiarla con la lengua.

Los que estaban en la sala nos miraban atónitos, podíamos escuchar las voces de los chicos alentándonos y de algunas chicas desaprobándonos, pero hicimos caso omiso a sus comentarios.

Nos fuimos los tres al cuarto para estar más cómodos, ni bien nos recostamos sobre la cama, sentimos algunos pasos en la escalera, se nos unían a la fiesta Marcela, Carla y Gabriel.

Las chicas se quitaron la ropa en un abrir y cerrar de ojos y se zambulleron sobre Gabriel, el cual las esperaba con su miembro erguido.

Yo estaba en el medio de Martín e Ignacio, quienes se deleitaban con mis pechos, mientras sus manos jugaban con mi clítoris y mi ano.

A su vez, yo tenía en cada una de mis manos sus pollas enhiestas pidiendo que las saboree.

Marcela se puso en cuatro dejando su concha al alcance de mi boca, era una tentación, yo no sabía si ella era bisexual, por tanto decidí sacarme la duda.

Me incorporé un poco y lentamente fui pasándole mi lengua por su clítoris, me miró, me guiñó el ojo aprobando mi beso y continúe con la labor hasta sentir que se llenaba mi boca con sus jugos.

Carla nos miraba algo ruborizada, pero parecía que quería probar también, a lo que la invité a disfrutar del manjar.

Avida de probar el sabor de otra mujer metió su lengua hasta el fondo, provocándole otro orgasmo a Marcela.

Los chicos nos observaban con sus vergas apuntalándonos mientras se la sobaban.

Marcela se puso boca arriba, yo me ubique sobre ella formando ambas un 69, al tiempo que Carla abría mis nalgas y descubría mis sabores.

Al igual que relojes sincronizados, las tres nos acabamos juntas, a la vez que podíamos sentir cual una lluvia densa los torrentes de leche de los chicos sobre nosotras.

Uno de los baños tenía un yacuzzi y nos fuimos a bañar los seis juntos.

El agua estaba calentita y burbujeante, echamos unas sales perfumadas y nos metimos dentro.

Una vez dentro, el calor del agua hizo su efecto sobre nuestros cuerpos volviendo a excitarnos, nos miramos con Carla y Marcela y sin decir nada nos sentamos a horcajadas sobre los chicos.

Sus vergas nos recibieron jubilosamente, yo elegí a Gabriel, dado que nunca antes había estado con él, Marcela a Martín y Carla a Ignacio.

Estuvimos galopando a esos potros cual buenas amazonas por un buen rato, luego salimos del agua y en el piso del baño continuamos disfrutándonos hasta saciar nuestras ganas.

Cuando bajamos otra fiesta nos esperaba, como estábamos cansados decidimos ver que pasaba.

Las demás chicas, bailaban desnudas sobre la mesa, chorreando leche por sus pechos y sus coños.

Los chicos tendidos en el suelo, las miraban exhaustos de tanto follar.

videos porno gratis
pornostars
amas de casa
asiaticas follando
borrachas
viejas follando
bukkake
casadas infieles
castings porno
morritas
corridas
creampie
culonas
doble penetracion
embarazadas follando
enanas
famosas follando
porno fetiche
fisting
folladas
fotos porno
gangbang
garganta profunda
videos porno gay
gloryhole
gordibuenas
hentai gratis
videos incesto
jovencitas pendejas
porno latino
videos lesbianas
putas
maduras
mamadas
masajes porno
masturbaciones xxx
videos porno meadas
morochas
mulatas follando